Zona Maritima y Patrimonio Natural del Estado

IMG-20150918-WA0013

Zona Maritima y Patrimonio Natural del Estado

Herbert Ulloa Salas

 

El licenciado Herbert Ulloa Salas es abogado con el bufete ubicado a la par de la oficina de La Leona, 300 metros al oeste de la Bomba Osa.  Especializa en escriturar propiedades en posesión pero desempeña en todos sectores de ley civil.  Communiquése con él al ulloabillo@hotmai

SUCESOS


Puerto_Jimenez_Banner

Existe en la zona costera dos tipos de administración de la zona marítima terrestre.  La primera y más simple es la administrada por la Municipalidad, ya sea por la de Golfito la de Osa.  Además, existe otro tipo de administración en la zona marítima en las áreas definidas como Patrimonio Natural del Estado y cuya gestión corresponde al Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAC) del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE).

Las reglas para ocupar un terreno en la zona marítima terrestre, bajo administración Municipal son simples.  Primero hay que determinar si la playa esta amojonada (por el Instituto Geográfico Nacional ) y si cuenta con un plan regulador (aprobado por la Municipalidad y el Instituto Costarricense de Turismo). En estos casos  la  Muni procede a otorgar una concesión de la zona restringida, la cual será inscrita en el Registro Público, dándole al concesionario, publicidad registral y seguridad jurídica, lo cual significa que la concesión será inscrita en el Registro Público, brindándole la seguridad al concesionario de que su concesión tendrá la protección Estatal en cuanto al uso y disfruto de la misma, de forma tal que se le equiparan la protección que la ley otorga a la propiedad privada.  En el caso de la Municipalidad de Golfito, existen algunas concesiones otorgadas, en sectores costeros de Cañaza y de Puerto Jiménez, entre otros.

La mayoría de los terrenos costeros en la Península carecen de “plan regulador”. La elaboración es costosa y requiere de una serie de estudios técnicos que ayudan a determinar los usos adecuados para las distintas secciones de la franja costera que pueden variar entre residencial, turístico, comercial u otros, y hasta que este plan sea elaborado por la Municipalidad, no se pueden otorgar concesiones.

Apunte importante lo es el hecho de que el tema de concesiones y permisos de uso se maneja bajo el principio de primero en tiempo primero en derecho, otorgando al primer solicitante de un mismo terreno, derecho de prioridad en su solicitud, de igual forma debe el administrado demostrar interés en su expediente y posterior trámite al ser necesario presentar cada seis meses, una nota de interés en la tramitación, la consecuencia de la no observancia de esta disposición puede ocasionar el archivo del expediente y el otorgamiento del permiso a un tercero.

En ausencia de un plan regulador, debido a limitaciones presupuestarias y de tiempo, se creó la figura del “permiso de uso,” el cual, para efectos de la Municipalidad de Golfito, es regulado por un Manual para el otorgamiento de dichos permisos, con requisitos simples dentro de los que destacamos, el Croquis, la solicitud de inspección y un avalúo.

Ahora bien, a diferencia de la Concesión que otorga seguridad jurídica; el permiso de uso y así lo establece la ley “es de carácter revocable por razones de oportunidad, conveniencia y merito y otorga un interés legítimo derecho precario y no un derecho subjetivo, “dejando en criterios de la administración si el terreno puede o no seguir en manos particulares, aun y cuando se le haya otorgado un permiso para ocupar ese terreno.  Esto conlleva como consecuencias que el permisionario no pueda desarrollar construcciones de carácter permanente dentro de este terreno, para que no afecten un posterior plan regulador que dictamine un uso del suelo diferente.  Además es importante recordar que un permiso de uso no puede ser transmitido bajo ninguna forma y que en caso de fallecimiento del beneficiario, el derecho se extingue, al igual que en el caso de las personas jurídicas, cuando estas se  disuelvan o sean liquidadas civilmente.

Siguiendo con los regímenes aplicables de uso de la zona marítima nos encontramos con la Ley Forestal, número 7575, que establece la definición de Patrimonio Natural del Estado, el cual son todos aquellos terrenos y bosques de las reservas nacionales, territorios inscritos a nombre de Estado y las Municipalidades.  Esto incluye las zonas costeras y al efecto se ha establecido una delimitación que debe ser consultada al SINAC, que indique si el área a solicitar se encuentra dentro del Patrimonio Natural del Estado o fuera de él, ya que las áreas de la Península ya fueron debidamente delimitadas.

La limitante con relación al patrimonio forestal del estado en zona costera, cuando se encuentra dentro de un área silvestre protegida lo es que el uso que se le puede dar al terreno será únicamente para realizar labores de investigación, capacitación y ecoturismo, y debidamente aprobadas por el MINAET y deberán estar sujetas al plan de manejo del Área Silvestre Protegida.

La figura del Permiso de Uso, se define como autorizaciones para el uso de propiedad Estatal con fines que no conlleven el aprovechamiento forestal y que permiten expresamente actividades de ecoturismo en aquellas zonas establecidas por el Sistema de Aéreas de Conservación para las ubicadas dentro de las Área Silvestres protegidas, Parque Nacionales y Reservas entre otros.

La pregunta siguiente es que podemos y debemos hacer en caso de encontrarnos en terrenos costeros ubicados dentro del Patrimonio Natural del Estado pero fuera de Áreas Silvestres Protegidas.  En este aparte, y como lo establece la ley, se podrá solicitar la administración de este segmento de terreno para llevar a cabo tres tipos de  labores, ecoturismo, investigación y capacitación.  En el primer caso, senderos, camping, canopy, miradores, rapel, ciclismo recreativo y otros se encuentran dentro de esta categoría.  Las actividades de investigación enmarcan miradores, senderos para fines científicos, instalación de trampas cámara, además de restauración de humedales y ecosistemas asi como la recolección de biodiversidad.  En cuanto a las actividades de capacitación estas podrían ser giras demostrativas, aulas ecológicas, programas de educación ambiental y otras afines.

La autorización de estas actividades deberá, como expresamente manifiesta la ley, ser autorizadas por el Director o Directora del Área de Conservación. La solicitud debe hacerse en un modo similar a lo establecido para efectos de la zona marítima en administración por la Municipalidad.  Específicamente se necesita una solicitud, un croquis que describa el área de interés, la hoja cartográfica que incluya el área solicitada, así como un anteproyecto de lo que se desea desarrollar. Una vez aprobada por parte del SINAC, el solicitante debe someter Proyecto Específico de las actividades a desarrollar, dependiendo de la categoría de aprovechamiento que se solicite.

El SINAC, establecerá los montos del canón respectivo a pagar por el permiso de uso. Al igual que lo establecido para la zona marítima terrestre administrada por la Municipalidad respectiva, este permiso no podrá ser cedido ni traspasado en forma alguna, y específicamente se establece en el Reglamento a la Ley Forestal la precariedad del derecho pudiendo ser revocado por razones de conveniencia, oportunidad o de interés público de conformidad al numeral 154 de la Ley General de la Administración Pública.

En síntesis, podríamos definir las formas de ocupación de la zona restringida de la zona marítima terrestre en cuatro  formas claras, siendo las dos primeras bajo administración de la Municipalidad respectiva mediante las figuras de la concesión primero, y del permiso de uso segundo, además de las zonas restringidas dentro del Patrimonio Natural del Estado, administradas por el SINAC, y las cuales en actividades permitidas dentro de areas –silvestres protegidas y las que se encuentran fuera de ellas.Beach-at-Playa-Nicuesa-Rainforest-Lodge-Golfo-Dulce

 

Publicado en Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*