Ventana en la Historia


Sociedad y Cultura, Mauricio Gutiérrez


 Puerto Jiménez en la Península de Osa.  Contribución a una reseña  socio cultural del pueblo más antiguo de la zona sur, Costa Rica.

Hannia Franceschi Barraza

 

Hannia Franceschi Barraza. Profesora universitaria jubilada, oriunda de Puerto Jiménez.

CONTINUADO DE:  VER PARTE 1

Siglo XX: la atracción del oro  y colonización económica: migrantes sin control

ø;

Puerto Jiménez, algunas décadas atrás.

Desde inicios del siglo XX los colonizadores descubrieron la presencia de oro en las arenas de los ríos,  el  cual extraían mediante la técnica aluvial. Fue este uno de los motivos de atracción de inmigrantes de distintas nacionalidades.  Durante los años treinta y cuarenta había gente  lavando oro en el rio y playa Madrigal (al este de la Península), sin ningún control  del Estado. Posteriormente, en los años cincuenta,  prosiguió la actividad de extracción aurífera, en otros  ríos como el  Tigre, Agujas, Rincón y Riyito, los cuales desembocan  en el Golfo Dulce.

El oro se comercializaba en la zona y se convirtió en moneda de intercambio, para la compra de víveres, licor,  comestibles e  implementos de trabajo agrícola y minero.

Todavía hoy persiste esta práctica de extracción de oro  por parte de oreros-as  artesanales, que en los ríos  de la Península “lavan oro” , para obtener algunos ingresos que generalmente usan para su  subsistencia. La mayoría de ellos son personas desempleadas o   con bajos ingresos.

Colonizadores del siglo XX : Osa Productos Forestales (OPF)
y
la  amenaza de la Stone Forestal.

Actualmente el Bulevar de Puerto Jiménez!

Actualmente el Bulevar de Puerto Jiménez!

La Península de Osa ha atraído a  los grandes capitales foráneos, que en asocio con  nacionales y generalmente con apoyo de los gobernantes de Costa Rica,    han  extraído  sus recursos naturales a bajo costo,  sin  importarles las consecuencias ambientales y sociales para las generaciones del presente y del futuro.

Dos casos los tenemos  con la presencia de las compañías extranjeras  Osa Productos Forestales (desde finales de la década de los años cincuenta y  hasta fines de los setenta)  y  de la Stone Container (a inicios de los años noventa).

La OPF,  de capital estadounidense,   se posesionó en  47.000 hectáreas de la Península de Osa  (unas mediante compra a particulares reales o ficticios y otras gestionadas mediante concesión)  en Sirena, Drake, Rancho Quemado, los cerros cercanos a Agujas y a  Barrigones, también en Playa Blanca, Puerto Escondido y Rincón. Sus proyectos eran forestales y turismo, aunque este último componente nunca lo desarrolló. “… Sin embargo, la OPF también se adueño de terrenos campesinos  con el resultado de enfrentamientos con ellos durante  los años 1970, enfrentamientos que cobraron  gran importancia  a nivel nacional”. [1] (Van den Hombergh, Helena, 1999; 47).

Una canción de doña Teodora “ Lola” Barroso, de

Puerto Escondido, recuerda estos hechos :

La Osa Productos Forestales

Allá en el centro de la montaña

un campesino conocí yo

con cuatro estacas y con barañas

con su familia su rancho alzó.

Vino la Osa con sus  millones

y a la cárcel lo mandó  echar

le quemó el rancho con sus bribones

y la familia mandó a sacar.

Los  campesinos que se opusieron a salir

llevaron palos y coscorrones

pero hoy la tierra hay que repartir.

Vivan los hombres y los abogados

que hicieron libre esta región,

porque es muy linda y también muy rico

este pedacito de la nación.

 (Parte de una canción de Teodora, doña Lola Barroso Barroso, quien murió en 1997). En: Van den Homberg, Helena, 1999:47).

Pueblo Viejo, Puerto Jiménez

Pueblo Viejo, Puerto Jiménez

Como desencadenante de estos hechos conflictivos se crearon  el Parque Nacional de Corcovado y la Reserva Forestal Golfo Dulce, áreas protegidas que aún generan conflictos por la inseguridad en la tenencia de  la tierra de parte de familias campesinas que viven en las zonas de amortiguamiento de los mismos.

En el caso de la Stone Container, dueña de la compañía nacional Stone Forestal,  gestionó ante las entidades gubernamentales la construcción de un astillero en Punta Estrella, en el fondo del Golfo Dulce, cerca de la Bahía Rincón. Esta actividad implicaría construir vías de acceso  para camiones de tránsito de madera de melina, así como un gran muelle para barcos de gran calado.

Ambos proyectos se hicieron en épocas donde había crisis económicas, por lo que  resultaban atractivos,  bajo el argumento de generación de empleos locales y de entrada de divisas para las municipalidades y el gobierno nacional. Esos aspectos fueron evidentes en el desencadenamiento de los conflictos  de intereses, no solo con las compañías sino entre  diversos actores institucionales, empresariales y población local.

Situación similar se enfrenta en tiempos actuales, con los proyectos de construir un desarrollo turístico y naviero de gran impacto en Puerto Jiménez: el llamado  proyecto de la marina de Bahía Cocodrilo. Este aún  no ha iniciado, por la resistencia de un sector de la población local en alianza con ecologistas  nacionales, quienes han interpuesto recursos jurídicos, ante el insostenible impacto que podría desencandenarse, por la vulnerabilidad de la zona donde está proyectada las edificaciones y muelles y comercios. (Testimonio de la autora).

Economía  campesina ,  plantaciones de  agroindustria y forestales,  trabajo y empleo

Ganaderos de la Zona.

Ganaderos de la Zona.

La actividad agropecuaria  ha  sido significativa  en la Península, mediante la producción de  ganadería de carne y porcina,  dedicada al autoconsumo familiar, vecinal  y a los mercados regionales como Golfito. Además los pobladores  cultivaban plátanos y algunos tubérculos como la yuca, los ayotes y árboles frutales, principalmente para la autosuficencia de los hogares campesinos. Destaca la   producción de aceite de  coco, extraído de los abundantes cocales del litoral costero.   Por otra parte,   la producción forestal no ha sido una opción, pues la vocación  forestal  de gran parte del territorio de la Península (cerca de 1/3 parte) no se ha podido aprovechar, por las restricciones de las áreas protegidas.  Otras familias han  experimentando  nuevas alternativas productivas con el turismo rural,  con miras a complementar y a diversificar  su economía y elevar sus reducidos ingresos.

En la década de los años noventa, con la  carretera que  intercomunica con la Interamericana Sur,  se introdujeron las plantaciones  en gran escala de melina y de  teca. Asimismo se inició con la agroindustria de la palma aceitera, a cargo de dos grandes  empresas: de  una transnacional Palma Tica, subsidiaria de la Numar y de Coopeagropal, que es una empresa de propiedad social con sede en el valle de Coto, cantón de Corredores.

En la última década, muchos  jóvenes de la  Península, con niveles de escolaridad secundaria  han encontrado nuevas fuentes de empleo en los hoteles de Puerto Jiménez, Matapalo, Carate y La Palma , así como  en servicios asociados como información turística, transporte, restaurantes , almacenes de comestibles, entre otros.    De esta manera contribuyen a la generación de ingresos  propios y familiares. [2] (Franceschi, Hannia, 2007).

La  organización  comunitaria: clave en el acceso a a los servicios públicos básicos para todos sus habitantes

La población jimeneña  tiene acceso a servicios públicos de educación, agua potable ,  luz eléctrica y salud, gracias a  la organización  de sus habitantes. Diversos comités  independientes o vinculados a la Asociación de Desarrollo Comunal   han gestionado ante el Gobierno Central,  desde los años sesenta y setenta, el acceso a los servicios básicos. Han gestionado de manera incansable  esos servicios, sin darse por vencidos ante las demoradas respuestas y petición de contrapartidas monetarias o en especie.

Primera Asociación de Puerto Jiménez, fundada en 1968

Primera Asociación de Puerto Jiménez, fundada en 1968

Conclusiones preliminares   y algunos retos socioculturales

Trocha Puerto Jiménez - Chacarita, hecha por los habitantes de la zona.

Trocha Puerto Jiménez – Chacarita, hecha por los habitantes de la zona.

Puerto Jiménez es un encuentro de culturas,  que desde sus ancestros indígenas,  la fundación del pueblo con el asentamiento de  chiricanos  y  con el paso del tiempo,  de la  llegada de otros pobladores procedentes de todo el  territorio nacional y de  otros lugares  del mundo,    han  convivido durante más de un centenar de años.  Diálogos entre culturas  han permitido  forjar  una identidad jimeneña, donde el disfrute para todos de sus riquezas naturales y bellezas escénicas se ha convertido en un valor y aspiración compartida. Las prácticas culinarias antiguas y nuevas, los festejos populares, la práctica de deportes relacionados con el ambiente natural,  los festivales culturales  son expresiones de un pueblo que se distingue por su historia en el Pacifico sur.   Historia cultural que alimenta las aspiraciones  de la población jimeneña y da fuerza para la resistencia comunitaria ante amenazas  externas que encuentran  eco cuando la comunidad se diluye y desdibuja.

Algunos retos actuales son la  recuperación de la historia local y regional  para la potenciación de una cultura local multicultural  en diálogo  sobre su puntos de encuentro y de divergencia , en un marco de respeto.  Redescubrir las particularidades de pueblos  como  Matapalo,  El Tigre,   Cañaza, La Palma, Escondido. Rincón, Rancho Quemado y  Drake aportarían nuevos hechos significativos para ir tejiendo la historia detallada de toda la Península de Osa, que le permita  tener un lugar distintivo en la zona sur y acercarse a los sueños y esperanzas colectivas de sus habitantes.

Referencias bibliográficas  consultadas.

[1]Van den Hombergh, Helena. (1999). Guerreros del Golfo Dulce. Industria forestal  y conflicto en la Península de Osa. Costa Rica. San José. Departamento Ecuménico de Investigaciones (DEI) y Universidad de Amsterdam.

[2] Franceschi, Hannia.(2007).Proyecto de investigación Juventud y participación en el desarrollo rural de la Península de Osa. San José: Universidad de Costa Rica, Sede de Occidente.

Publicado en Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*