Proyecto Eco turístico La Tarde: Pionero en Turismo Rural Comunitario

1

  Proyecto Eco turístico La Tarde: Pionero en Turismo Rural Comunitario

Ifigenia Garita

Ifigenia Garita Canet es bióloga  tropical de profesión y en la actualidad realiza una maestría en Manejo en Recursos Naturales con énfasis en Desarrollo Sostenible en la Universidad para la Paz. Tiene 15  años de vivir en nuestra comunidad, desde su llegada se ha dedicado a crear una organización no gubernamental llamada ASCONA. Hace cinco años empezó su propia empresa de turismo responsable, OSA WILD TRAVEL, la cual promueve el turismo local  autentico costarricense. Para mas información comuníquese con Ifigenia al correo electronico ifigcanet@gmail.com


TURISMO, Ifigenia Garita


 

Eduardo Castro Rojas

La historia de Eduardo  Castro Rojas y su familia en la península empieza en 1936, cuando él y su esposa Yerlin deciden mudarsede San Isidro del General a La Tarde, un pequeño pueblo rural ubicado en La Palma de Puerto Jiménez.

Cuando llegaron a su nuevo hogar, se dedicaron principalmente a dos actividades económicas: la extracción de oro y la agricultura. Estuvieron viviendo de esta forma por aproximadamente 28 años. Hasta que, según Eduardo, hubo fuertes razones por las cuales cambiaron sus antiguas actividades de orería y agricultura y comenzaron a dar su primeros pasos en turismo.

En primer lugar, ya no era tan fácil encontrar oro como cuando recién habían llegado a la zona. Además, la situación de la agricultura cada vez se estaba tornando más difícil. Muchos de sus vecinos comenzaron a migrar del área, lo que provocó que, al quedar desalojadas las propiedades, muchos de los animales silvestres empezaran a aumentar su rango de distribución y esto afectó considerablemente los cultivos que Eduardo tenía.

IMG_2284-1024x575 (1)

Pabellón central de comedor de La Tarde.

Por lo que, junto a su esposa decidió intentar incursionar en el turismo. La primera experiencia que tuvo fue trabajar por dos años en un hotel en la zona de Bahía Drake, donde se desempeñó como encargado de mantenimiento y auxiliar de guía. La vivencia adquirida en este lugar le hizo conocer el turismo, el cual cautivٕó su atención. Después de dicho acontecimiento, comenzó a plantearse la idea de crear su propio proyecto de turismo.

Durante el 2006 y 2007, cuando iniciaron con la idea de crear el proyecto, sus principales preocupaciones fueron, en primer lugar, el recurso económico que necesitaban para poder iniciar; y después el hecho de “no tener idea de cómo venderse,” palabras de Don Eduardo. Por lo que se dieron a la tarea de buscar información y descubrieron los Pagos de Servicios Ambientales, PSA (reconocimiento financiero dado por el Estado a través del FONAFIFO, a los/las propietarios/as y poseedores/as de bosques y plantaciones forestales por los servicios ambientales que éstos proveen y que inciden directamente en la protección y mejoramiento del medio ambiente). En ese entoncescontaban con 107 hectáreas de bosque, y las sometieron todas a PSA. Con esto, más los pocos ahorros que tenían, lograron obtenerlos primeros recursos económicos para arrancar el proyecto.

El primer servicio turístico que ofrecieron fue el tour de oro; pues era una actividad de la cual tenían amplio conocimiento. Afortunadamente, tuvo muy buena respuesta, Eduardo nos comenta que “fue un tour muy bueno y en ese tiempo se vendía bastante”.

Sin embargo, Eduardo nos asegura que al inicio “fueron 2 o 3 años muy difíciles…algunas veces uno no sabía si el

El dormitorio compartido. Las duchas y los aseos se encuentran en el mismo nivel detrás de la sala principal de literas.

El dormitorio compartido. Las duchas y los aseos se encuentran en el mismo nivel detrás de la sala principal de literas.

proyecto iba a ser rentable, o qué iba a pasar”. Pero con mucho empeño lograron salir adelante y poco a poco los frutos del trabajo y el compromiso comenzaron a madurar.Empezaron a recibir más turistas, la gente empezó a visitarlos más. Cada vez más personas sabían que ellos existían y que era un lugar que gustaba y cautivaba a sus visitantes. Don Eduardo reconoce que a partir del cuarto año, su pequeño “proyectito” comenzó a tener un cambio positivo y han seguido creciendo desde entonces.

Eduardo nos relata que ya estaban recibiendo muchos turistas, pero iban solo a tours durante el día y luego partían. Por lo que, junto a Yerlin decidieron que tenían que hacer algo para que sus visitantes se quedaran más tiempo. Entonces construyeron 4 cuartos anexos a su casa de habitación. La mayoría de sus visitantes comenzaron a pernoctar y a utilizar ese nuevo servicio que estaban ofreciendo.

Posteriormente, en una ocasión los contactaron preguntando si estaban capacitados para recibir un grupo de estudiantes, por lo que se dieron cuenta de la necesidad de crear un espacio más grande para recibir grupos, y construyeron un albergue-dormitorio con capacidad para 14 personas. Consecutivamente, debido al incremento en la visitación han construido cabañas separadas, y en la actualidad su capacidad de recepción es de 33 personas.

297348_198080706922021_1920337_n

Ceiba

Eduardo no omitió el hecho y agradece profundamente a sus primeros turistas, los cuales cuando los visitaban quedaban tan maravillados del lugar y del proyecto que estaba naciendo, que ellos mismos hicieron donaciones económicas, lo que ayudó significativamente a las mejoras y crecimiento que tuvo su proyecto.

Actualmente el Proyecto Ecoturístico La Tarde cuenta con:

  • Varios senderos totalmente habilitados para hacer tours de avistamiento de vida silvestre (ya sea de día o de noche).
  • Tour de Oro.
  • Servicio de hospedaje.
  • Servicio de restaurante.
  • Alianza con Canopy Osa Palmas.
  • Alianza con tours de kayak en Playa Blanca.

Muy ilusionado Eduardo nos cuenta que tiene muchas aspiraciones y algunos planes concretos para el futuro de su proyecto a corto, mediano y largo plazo. Nos comentó, que esta próxima temporada va a tener dos guías permanentes a la disposición de sus clientes. Además, tiene proyectado realizar algunas mejoras y reconstrucciones en la infraestructura, así como diversificar las opciones de tours.

Y entre sus planes más apreciados tiene, convertir su proyecto al turismo científico, motivado principalmente por el

 Naturaleza

Pansa de Mono

caso de la serpiente plato negro (Lachesis melanocephala) que habita en su propiedad. Es necesario mencionar la gran influencia que ha tenido el herpetólogo Mike Boston, quien es una de las personas que más ha compartido su pasión por las serpientes con Eduardo. Es algo muy pequeño pero con pasos de gigante, ver a una persona local que antes, no solo le disgustaban las serpientes sino que en ocasiones incluso las mataba, estar hoy en día totalmente involucrada con temas científicos, es algo realmente ejemplar.

Eduardo se ha dedicado a informar a sus familiares y vecinos cercanos sobre la importancia de este suceso, es una serpiente que ha estado ausente por muchos años, y el reciente reencuentro llena de ilusiones a los científicos y especialistas, quienes ya confirman que La Tarde es un sitio “caliente de biodiversidad”. El transmitir este mensaje de conservación a los pobladores es lo que el turismo rural comunitario lleva en el corazón. Ya las comunidades, empiezan a entender que es mejor preservar la flora y fauna, y que la misma puede brindar cambios económicos significativos en el desarrollo del turismo en áreas rurales. Para cualquier poblador de los alrededores de La Tarde, una serpiente ya no es un “bicho malo que debe morir”, es parte esencial del ecosistema y un ejemplar que nos puede brindar la información que muchos científicos y especialistas por muchos años habían estado esperando.

Cataratas

Cataratas

En este momento somos testigos de una realidad que si es posible alcanzar. Un área boscosa, no es solo arboles, ríos y sus animales, es también una oportunidad de desarrollo para las familias de la Península de Osa. La Tarde es un ejemplo admirable y nos brinda esperanza a quienes queremos conservar sin destruir, más bien queremos preservar para permitir que las futuras generaciones también disfruten de lo que hoy día disfrutan las nuestras. La historia de Eduardo y su familia, confirma que un territorioutilizado para extraer oro y para la caza ilegal, puede convertirse en un espacio habilitado para el estudio, protección y conservación de los recursos naturales que lo habitan.

¿Alguien más quiere intentar? Adelante, el turismo rural comunitario es una oportunidad de desarrollo equilibrada, que diversifica la economía y nos permite demostrar que los actores locales son los anfitriones!  Para conocer a Eduardo y su valioso proyecto, solo hay que tomar el bus hacia La Palma, coordinar subir a La Tarde y tener las ganas de pasar un tiempo inolvidable con quienes han aprendido que si se puede vivir de la naturaleza de una manera sostenible y responsable.

 Para más información, comuníquese directamente con Eduardo a los teléfonos: 2200-9617 o al 8703-5632.

Artículo por: Jessica Fonseca, Ifigenia Garita y Luis Daniel Montero

Publicado en Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*