Para las Tortugas Marinas de Carate las Medidas de Proteccion Abundan

72580ae8-7429-4b73-aa9d-83e46ef38e6f Para las Tortugas Marinas de Carate las Medidas de Proteccion Abundan

Jeison Samudio

 Jeison es colaborador del periódico el Sol de Osa  jeison@soldedosa

SECESOS


Volunteer_Program_Quelonios_Sea_Turtle_Conservation_COINED_2

A las playas del Pacifico de la Peninsula de Osa llegan regularmente dos especies de tortuga marina a desovar, la tortuga lora (Lepidochelys olivacea) y la tortuga verde (Chelonia mydas).  Ocasionalmente llegan también la baula (Dermochelys coriacea) y la Tortuga carey (Eretmochelys imbricata).   De acuerdo al grupo conservacionista Osa Conservation todas las especies de tortugas marinas se consideran o amenazadas o en peligro de extinción.  En este momento existen tres grupos que brindan protección de estos animales en las playas que se extienden desde el Rio Piro hasta la frontera del Parque Nacional Corcovado.

Sin embargo en el último año ha surgido una disputa entre dos de estos grupos con el resultado hasta el momento actual que los reptiles gozan de cierta duplicación en su protección y estudio.

Sea turtle crawling from the beach to the sea in Tortuguero National Park, Costa Rica

Se trata de la Organización No Gubernamental Conservación de las Tortugas Marinas de Corcovado, o COTORCO, y la Asociación de Desarrollo Integral de Carate (ADICAR).  Hasta el año pasado COTORCO, bajo el liderazgo de la bióloga Phoebe Snow, operaba en conjunto con el ADICAR, y su biologa regente , Kathia Barrantes .

Para acudir a donaciones y formalizar los esfuerzos, la Señora Snow explica, fue necesario formalizar a COTORCO como organización no gubernamental sin fin de lucros y no un comité del ADICAR.   Ella manifiesta haber trabajado seguidamente desde el año 2011 y por la mayoría de ese tiempo sola y sin apoyo económico.  Después de tres años de hacer eso sola, se unió en el 2014 con la ADICAR para así solicitar los permisos ambientales requeridos para montar patrullas y crear y administrar viveros.  Sin embargo, ella informa que esfuerzos conservacionistas son costosos y requieren de inversión, y que fue necesario separarse del ADICAR para constituir la organización.  Ella insiste en que anunció sus intenciones ante una reunión de la ADICAR celebrada en Finca Bijagual.

El Coordinador del Comité de ADICAR, el Señor Adrian Morales maneja una versión diferente y manifiesta que la formalización de la ONG COTORCO la hizo la Señora Snow sin esclarecer sus intenciones de antemano y solo lo anunció en una reunión posterior a que ya se hiciera, dejando a ADICAR temporeramente sin los permisos necesarios para efectuar sus rondas legalmente.

“Ninguno que estaba en el Comité original está ahora,” dice Edge en su defensa.  “No fue ningún secreto.”

Para los que no conocen lo que es la protección de tortugas marinas, consiste de patrullas nocturnas por las playas para contar anidaciones y especies y reportar el saqueo ilegal de los nidos, o bien la cacería, la cual ya casi no se da en las costas Pacíficas del país.  Pero mucho de los nidos son saqueados por perros y otros animales, y para su mayor protección, existe la opción de remover los huevos y colocarlos en un área protegida y cuidarlos en el vivero y así proteger su regreso al mar a la hora de que nazcan.  No solamente las patrullas nocturnas sino también el cuido de viveros requiere de bastante fuerza humana y depende de grandes números de voluntarios y científicos para dedicarse al trabajo y administración.

The_first_Pacific_Green_hatchlings_to_be_born_at_the_program_Grid7El patrullaje puede ser hasta peligroso, ya que saqueadores de nidos ejercen dentro de un marco criminal.  Es por esto que las organizaciones encargadas están haciendo un esfuerzo para contar con el apoyo de La fuerza Pública y la guardia costera para que les brinde colaboración con la seguridad a la hora de realizar su labor y así poder realizar sus investigaciones sin preocupaciones extras.Edge proclama “COTORCO va seguir el trabajo de conservación y continuar apoyando a la comunidad, solamente que no desde la ADI,” e insiste que la organización es completamente abierta.

Morales por su parte indica que la disputa que tienen no es contra nadie en lo personal sino más bien con lo que ellos creen que es lo mejor para la comunidad.  “Lamentamos la decisión de la Señora Edge de separarse.  Cotorco debería ser parte de la Asociación y vamos a continuar con el esfuerzo de conservación y mantener el nombre COTORCO, ya que nos pertenece.”

Una revisión de WHO-IS revela que Phoebe Snow de COTORCO es la dueña de www.cotorco.org, una página web activa y que www.cotorco.com, una página aun sin contenido, pertenece a Mario Urpí de Androgenetica S.A.

Lo cierto del caso es que hay dos grupos comprometidos a el cuidola protección de las tortugas y que estas disputas, lejos de crear algún tipo de problema, han fortalecido la conservación. Ambos grupos continúan patrullando y haciendo sus estudios sobre las mismas criaturas.

Actualmente se vigilan las playas que van desde Piro hasta la Leona todas las noches en diferentes patrullas que se dividen las áreas en, Piro, Rio Oro, Carate y Leona, lo que es una gran área que cuidan cada noche de temporada de tortugas. La ONG Osa Conservation se encarga de las playas Piro y Pejeperro;  Fundación Corcovado cuida las playas de Rio Oro.  Los dos COTORCOs lo hacen en playas Carate y Leona.

El año pasado se dio un problema con el vivero de Carate y no fue exitoso como se esperaba, por lo que este año las organizaciones acordaron no tener uno por lo que en los patrullajes se cuentan las casas y se cambian de lugar los nidos que puedan tener problemas con la marea. Esperan poder llegar a una conclusión sobre lo que pasó en el vivero de Carate ya que el de Rio Oro arrojó mejores resultados.

Acerca esta situación Phoebe Edge opina “Ya estaba aclarado que el vivero había tenido un impacto negativo en el último año y por eso ni es necesario por este año. Es un ejemplo mostrando exactamente como no se debe que aportar.”

sea-turtle-eggs

En una reunión celebrada en Hacienda Rio Oro a mediados de julio, en la cual representantes del nuevo COTORCO  se hicieron presentes, ADICAR acordó coordinar las patrullas y recolección de datos científicos en el área de Carate.  En la misma reunión, el biólogo Rob James, de  Conservación Osa , quien ha trabajado por 7 años en el estudio de las tortugas declaró:  “Se debede tener un norte en el cuido de tortugas y creo que la decisión de no hacer un vivero este año es la mejor hasta que no se investigue a fondo sobre el fracaso de la temporada pasada.”

Cabe mencionar que en esa reunión se llegó al acuerdo  para la limpieza de todas estas playas que tomó lugar en julio y que están organizando el Festival de las Tortugas en Carate en una fecha aún por anunciar.

Tanto la ADICAR como el COTORCO han expresado que a pesar de sus diferencias seguirán trabajando desde sus francos para conservar las playas libres del saqueo y seguirán con sus estudios y asegurar que las tortugas en la zona tengan una fértil temporada.


Publicado en Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*