Laguna Silvestre: Verdadero Turismo Rural

1

  Laguna Silvestre: Verdadero Turismo Rural

Ifigenia Garita, Jessica Fonseca, y Luis Daniel Montero

Ifigenia Garita Canet es bióloga  tropical de profesión y en la actualidad realiza una maestría en Manejo en Recursos Naturales con énfasis en Desarrollo Sostenible en la Universidad para la Paz. Tiene 15  años de vivir en nuestra comunidad, desde su llegada se ha dedicado a crear una organización no gubernamental llamada ASCONA. Hace cinco años empezó su propia empresa de turismo responsable, OSA WILD TRAVEL, la cual promueve el turismo local  autentico costarricense. Para mas información comuníquese con Ifigenia al correo electronico ifigcanet@gmail.com


TURISMO


Si hay algo en lo que pienso cuando recuerdo el nombre de Laguna Silvestre es en Evaristo y Teresa.  Esta bella pareja administra y patrocina este proyecto ubicado a 38 kilómetros de Puerto Jiménez, 5.8 km al norte del río Piro, camino a Carate, en el corazón del bosque lluvioso de la Reserva Forestal Golfo Dulce y a espaldas del Parque Nacional Corcovado.

Don Evaristo y Doña Teresa, propietarios

Don Evaristo y Doña Teresa, propietarios

La sonrisa de Evaristo es contagiosa y por momentos hasta adictiva.  Después de compartir un fin de semana con él, su hermosa sonrisa y su contrastante color de piel, se encarnan en los recuerdos que uno se lleva  de esta alegre familia. Y ni hablar de Teresa, quien me recuerda al más delicioso de los bocados, es dulce y amable, y su ser es una representación perfecta de paciencia, lucha, encanto y paz.

La maravilla del turismo rural comunitario es justamente eso. Es esa mágica oportunidad de conocer gente, de vivir sus experiencias de vida, de cocinar con Teresa un queso o una cuajada, o bien, de ir a caminar con Evaristo y aprender de los árboles, de las plantas y de los animales. Pero todo esto se hace siempre en el seno de un momento en la vida que se resume en una sola palabra: felicidad. Cuando uno comparte con personas, sin cambiar los aspectos de su vida cotidiana, y se logra simplemente vivir lo que ellos viven, lo que se empieza a valorar es la sencillez de la vida y la cultura rural que se encuentra en el campo. Laguna Silvestre ofrece un servicio acogedor, cálido y familiar, que hará que la estadía de cualquiera sea una experiencia inigualable.

Comedor Laguna Silvestre

Comedor Laguna Silvestre

Pero bueno, ya tendré que dejar ese romanticismo para compartir lo que este proyecto ofrece a todos los visitantes del mundo. Laguna Silvestre permite que las personas disfruten de la naturaleza.  Desde las enormes ceibas, varios árboles en vías de extinción, como el Ron Ron y el Nazareno,  hasta caminatas en bosques primario y secundario, por ríos y lagunas llenas de ranas y serpientes en plena actividad durante las caminatas nocturnas, hay un sinfín de actividades que se puede realizar durante su estadía.  El lugar es una reserva forestal privada de 260 hectáreas, conformada por bosque primario y secundario, donde se puede encontrar gran cantidad de mamíferos como las cuatro especies de monos, el puma, los chanchos de monte, además de distintas clases de aves como loras, lapas, trogones, colibríes y tángaras que llegan a visitar la casita de madera donde estamos descansando y comiendo. Laguna Silvestre tiene la capacidad de recibir 15 personas, ofrece habitaciones sencillas de madera, algunas con camarotes, otras con camas dobles.  Es completamente rústico y hasta romántico, ya que en la noche no hay luz, por lo que las candelas iluminan las siluetas de todos los componentes que comparten con nosotros esta visita.

Las personas que visitan Laguna Silvestre, ya sean turistas o voluntarios, tienen la oportunidad de disfrutar gran cantidad de actividades. Pueden cultivar, sembrar y cosechar granos y hortalizas; cuidar el ganado y ordeñar, producir queso. Preparar chocolate artesanal, hacer cajetas. También pueden recibir talleres para la elaboración de artesanía a base de jícaro y cocos. Es totalmente garantizado que todo el tiempo que decida estar en este maravilloso lugar, va a aprender y disfrutar constantemente, ya sea con los miembros de esta linda familia o de la grandiosa naturaleza que lo rodea.

En Laguna Silvestre siempre hay gente, siempre hay visitas y siempre todos están muertos de risa. Ya sea compartiendo mientras hacen “bien me sabe”, una cajeta que lleva horas de preparación en donde todos se sientan cerca de una olla gigante, calentada por el acogedor fuego de la leña encendida.  Y pues, mientras algunos le dan vuelta a la cajeta, otros hablan, beben, comparten chistes y se pasan, como decimos en nuestro país, en un puro vacilón. Si no es eso, están enlazando novillos, todos montados a caballo, y obviamente también, muertos de risa.

Si desea visitar Laguna Silvestre, no dude en contactar a la Familia Bellanero, ellos le podrán servir de la mejor manera. Sí recomiendosubir a caballo hasta la finca y después bajar caminando. En esta excursión, la aventura empieza desde el puro principio, desde que se toma el colectivo hasta Piro, hasta llegar al tope de esas majestuosas montañas a caballo, donde se puede admirar los bellos paisajes de la Península de Osa.

Para más información comunicarse directamente con la familia Bellanero a los teléfonos: 2735-5517, 8509-4117.

Publicado en Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*