Juventudes de Península de Osa

Juventudes  de Península de Osa:

Voces que piden ser tomadas en cuenta.

Hannia Franceschi Barraza.

               Hannia Franceschi Barraza ,Profesora universitaria jubilada, oriunda de Puerto Jiménez  hanniaf@gmail.com

SOCIEDAD Y CULTURA


Cole La Palma

Cole La Palma

Puede resultar extraño que una  persona mayor escriba sobre la   participación de las juventudes en las decisiones y acciones de las instituciones,   organizaciones  y empresas privadas  de Puerto Jiménez y Península de Osa. Les cuento el por qué. Ocurre que me sensibilicé con el tema, porque además de que soy   originaria de la zona,  hace más de cinco años realicé unas investigaciones,   cuando era profesora e investigadora de la Universidad de Costa Rica.

¿Quiénes son  jóvenes?  Son aquellas personas  entre los 15 y  los 35 años, según la definición  de la Encuesta Nacional de Juventud (2008), siguiendo la delimitación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Aunque la realidad del  mundo rural  indica que  niños y niñas  trabajan  y tienen responsabilidades  domésticas,  desde  muy pequeños. Eso es común  en hogares de familias empobrecidas, debido a  los bajos ingresos y a la  falta de oportunidades para asistir a la escuela o al colegio.

Acercándonos a los y las jóvenes de la zona, en uno de mis estudios llevado a cabo  en 2008, nos encontramos  que se dedicaban a estas ocupaciones:

-Estudiantes de educación secundaria.

-Asalariados de empresas agroindustriales.

-Asalariados de empresas de servicios turísticos.

-Trabajadores del  sector informal (empleos ocasionales).

-Jóvenes en condición de desempleo o subempleo.

-Jóvenes participantes de hogares dedicados a la agricultura familiar y a servicios  turísticos.

– Jóvenes emprendedores copropietarios de microempresas familiares agroturísticas.

– Jóvenes estudiantes de educación superior, hijos de familias con propiedades agrícolas o de servicios rurales.

Otra característica de las juventudes de  la Península de Osa  es la multiculturalidad, pues  actualmente  hay jóvenes  oriundos  del lugar ,  otros  proceden de distintos  cantones de la zona sur , del  Valle Central y de otros países de mundo,  quienes han llegado  en busca de nuevas opciones, donde puedan incorporar  en su proyecto de vida no solo fuentes laborales sino la necesidad de creación, participación y autorrealización.

Las voces juveniles con quienes conversarnos hace poco más de cinco años sobre  la realidad socio económica de la Península, nos  expresaron, mediante talleres y entrevistas,  sus puntos de vista:

-En los  negocios  nos gustaría  que compren  los productos locales y que al contratar trabajadores  dén  preferencia a   los y las egresadas de los colegios.

– En los negocios se debiera mantener precios accesibles para los alimentos y mercancías de la canasta básica, también en el  transporte público.

– Ojalá  las empresas privadas y la comunidad en general paguen salarios de ley y cumplan con las garantías laborales.

– Entre todas las instituciones, empresas y  personas debemos  involucrarnos  en la búsqueda de soluciones a los problemas  ambientales, como el manejo de la basura;  tener  suficiente agua y  sin contaminar.

–  Hacen falta  lugares recreativos para la cultura y para  practicar diferentes actividades como un gimnasio y un parque;  eso porque casi todo se centra en el  deporte futbolístico.

  (Memorias de talleres realizados con jóvenes estudiantes del   Colegio Académico de La Palma y Colegio Técnico Profesional de Puerto Jiménez, 2008 y 2009).

***

Las juventudes de Península de Osa se están distanciando de la pequeña producción agrícola  campesina de sus progenitores, no solo por voluntad propia, sino porque algunas personas mayores  les sugieren cambiarse  a actividades económicas más  lucrativas, debido a que  generalmente la agricultura, ganadería y pesca   son  mal  pagadas  en el mercado nacional.

Los jóvenes del pueblo obviamente ya no son los de antes; ahora usan las tecnologías de información,  tienen pautas de consumo de las ciudades, sus diversiones y el ocio son variados y  en aspectos organizativos,  se vinculan  con movimientos sociales  ambientalistas ,  religiosos y deportivos, a nivel regional, nacional  e internacional.

A veces las personas adultas juzgamos a las juventudes como poco responsables. Nos olvidamos que  son ciudadanos y ciudadanas con derechos  a pensar distinto,  que son personas con potencialidades para crear, aportar ideas, trabajar para su comunidad,  región y el país.

Considero que  el sendero del desarrollo económico social de la Península de Osa debe estar  orientado por estrategias participativas,  donde se escuchen las voces de las diversas generaciones en la toma de decisiones, de la  institucionalidad pública, las empresas privadas y la comunidad en general. Los y las jóvenes son parte de esos actores interesados desde ahora en construir ese futuro, si les brindamos las condiciones y las oportunidades.

En cole Pto Jim

En cole Pto Jim

Las jóvenes desean participar en toma de decisiones, pero los y las adultas debemos abrir espacios donde realmente puedan expresarse y proponer, considerando sus  horarios de estudio y trabajo. Un reto es el diálogo intergeneracional, o sea,  aprender mutuamente entre la juventud y la adultez: de las juventudes,  su  creatividad y emprendedurismo;  de las de las personas mayores,  las  lecciones generadas desde su experiencia.  Todo eso,   sin perder el sello propio de la Península de Osa, que combina la herencia de la provincia de Chiriquí (Panamá)  con el  encuentro con otras culturas de América y del mundo (multiculturalismo), en estos bellos  escenarios  naturales,  donde  la vida silvestre dialoga  con el   bosque, los ríos y el mar.  Ese es el reto   de la vida comunitaria de  quienes crecimos, de los  y las  que llegaron y  retornaron a estas tierras de la Península de Osa y  al Golfo Dulce.

Referencias bibliográficas

“Participación juvenil en proyectos institucionales y de ONgs en Península de Osa: de beneficiarios a  sujetos del desarrollo rural regional”. Intersedes. Revista  electrónica de las sedes regionales de la Universidad de Costa Rica. Volumen  XI, Número  21,2010. P.147-167

“Repensar enfoques sobre ruralidad y juventud: el caso de la Península de Osa, Costa Rica”. Revista Cuadernos  Intercambio  sobre Centroamérica y El Caribe, Universidad de Costa Rica/ (CIICLA).  Año 9. No. 10, 2012. P213-234.

 

Publicado en Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*