Cuarto Desalojo en la Misma Finca

n

Cuarto Desalojo en la Misma Finca
Vanessa Quirós

Vanessa es la gerente de reservaciones de Osa Corcovado Tour and Travel y la editora de El Sol de Osa.  Escríbele al correo editorial@soldeosa.com

SUCESOS


Varios-armaron-machetes-desalojo-PARRALES_LNCIMA20120710_0152_3

Enfrentamiento


El 12 de abril se ejecutó un operativo para desalojar a precaristas que por cuarta vez se meten a la misma finca para montar sus ranchitos y precarios y así intentar tomar posesión de terrenos ajenos.

La propiedad se ubica en Playa Cuna, entre la comunidad de Agujas y Cañaza , y consta de tres fincas pegadas con un total de 181 hectáreas. Las tierras pertenecían al finado Oscar Cedeño Ortiz, quien falleció en el año 2011. Las fincas contaban en ese entonces con un plano catastrado pero a la hora de su muerte todavía no se había tramitado la respectiva escritura pública .
Dicha propiedad fue traspasada por el Señor Cedeño a beneficio de su pareja sentimental, la Señora Guiselle Montoya Cedeño, antes de que el falleciera.

La ocupaciones de las cuales este desalojo reciente en parte iniciaron desde que el Sr. Cedeño enfermó ya que se apercibió un momento oportuno de apoderarse del terreno aduciendo abandono del territorio ya que el dueño se encontraba postrado en una cama indefenso. Hace ya más de 5 años que los precaristas tomaron posesión de casi el 100% de la propiedad alegando desuso de la misma.
Después de reiterados intentos de comunicarnos con la Sra. Montoya no logramos obtener respuesta ni comentarios por su parte. Sin embargo su asesor legal, el Lic. Enrique Rizo nos aclara la situación legal actual de esta propiedad de la siguiente manera:

—Hay una sentencia firme en un interdicto agrario donde se reconoce que la propietaria es la Sra. Montoya, única legítima poseedora y además ya ha habido varias resoluciones administrativas y judiciales ordenando el desalojo. La Sra. Montoya fue puesta en posesión por el juez penal de Golfito el Lic. Fernando Ramírez, previo al más reciente desalojo.
Hay un grupo conformado por 130 personas organizadas que están reclamando para sí mismos estos terrenos, quienes tomaron posesión ilegítima de la propiedad durante los últimos años en vía precarista. El representante legal que les asesoró inicial, el Lic. Jorge Cortés Salinas, desistió de su cargo y en la actualidad el grupo no ha logrado amarrar algun asesor legal para seguir en sus pasos.

Fuentes que solicitaron preservar el anonimato alegan que personas de otras zonas del país han sido traídos a ocupar estas tierras con la idea de ejercer mayor fuerza.

Sin embargo esto ha resultado algo contraproducente ya que la ciudadanía local poco le gusta que precaristas de otras regiones del país vengan a nuestra zona para aprovecharse y competir por empleos, servicios públicos, y recursos del Distrito.

Se intentó obtener una declaración de parte de los representantes de la agrupación ocupadora, pero no quisieron declarar, comentar o darnos su posición en los hechos.

Se han desarrollado conflictos y altercados, confrontaciones policiales en desalojos realizados, ya en 4 ocasiones. El 12 de Abril del presente año se dieron 2 desalojos judiciales juntos, uno por el Juzgado Agrario y otro por el Juzgado Penal, donde participaron unos 200 oficiales de los diferentes departamentos del Ministerio de Seguridad.

Anteriormente con los desalojos previos no se ejecutó el derecho de posesión debidamente llámese ocupación, cerca definida, caso contrario ha ocurrido en el último caso donde la Sra Montoya ha contratado una empresa de seguridad privada para vigilar la propiedad; también se inicia el trabajo de cercado y trabajos por parte de un encargado local, autorizado tanto de la propietaria como sino también del juzgado correspondiente.

Actualmente fueron desalojadas todas las familias en las propiedades en disputa. Todas las personas que se ubicaron en la propiedad, fueron notificados con el apercibimiento de que si ingresaban nuevamente a la propiedad, se les seguiría causa penal por el delito de desobediencia a la autoridad y el propio día del desalojo se detuvieron a trece personas, quienes de una u otra forma se han mantenido dentro de la propiedad, a quienes solamente se le impusieron medidas cautelares de no perturbar a la ofendida y no acercarse a las propiedades en litigio de acuerdo al Lic. Hubert Solís, Fiscal de Puerto Jiménez.